Jueves, 26 Noviembre 2015 17:04

La ascendente irrupción laboral de la mujer en la minería

Written by
Rate this item
(0 votes)
Es cierto, su actual 7,7% de participación laboral en esta industria–según cifras oficiales- aún es una cifra baja. Sin embargo, representa un aumento que casi dobla lo registrado hace diez años atrás, y da cuenta de un fenómeno que hoy es impulsado desde el Gobierno y el sector privado, junto a una buena evaluación en términos de productividad y gestión de prevención. De ser consideradas “el sexo débil”, hoy las mujeres trabajan codo a codo en la minería como prevencionistas, operarias y ejecutivas. A fin de conocer más a fondo esta realidad, revisamos las últimas estadísticas y consultamos a especialistas en la materia.
Por Nicolás Sánchez
Periodista revista Cero Riesgo
Fotografía: Archivo Cero Riesgo y Paulina Salinas (Doctora en Ciencias Sociales, Universidad Católica del Norte)

Es un tema que se viene sondeando desde hace tiempo en el mundo empresarial, entre organismos de Gobierno, ONG y expertos en prevención: las mujeres han aumentando su presencia laboral en la minería durante los últimos años, un indicador positivo que comienza a manifestarse no sólo en las cifras generales de empleo por sectores, sino también en ciertas áreas como la administrativa y supervisión.

El camino ha sido lento y difícil: para nadie es un misterio que la minería siempre ha sido estereotipada como un área de trabajo eminentemente “para hombres” por la “rudeza” de sus faenas, caracterizadas por largas jornadas laborales, operaciones con maquinaria pesada, trabajo en terreno y lejanía de la familia.

Ya el 8 de marzo de este año, durante una ceremonia celebrada con ocasión del Día Internacional de la Mujer, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, reveló que de los 235 mil trabajadores que conforman la industria minera y las empresas contratistas, 18 mil corresponden a mujeres, lo que equivaldría aproximadamente a un 8% de la fuerza laboral del sector. Una cifra que tal vez no parezca aún demasiado extensa, pero que representa el doble de lo registrado hace ocho años atrás.

En la ocasión, la autoridad de Gobierno, acompañada delvicepresidente de Recursos Humanos de Codelco, Sebastián Conde, y el gerente general de la División Gabriela Mistral de la cuprífera, Claudio Olguín, recibieron a Ivonne Herrera (37 años), a quien destacaron como “un claro ejemplo del creciente rol femenino en el sector”: en 2011, la trabajadora de Gabriela Mistral se convirtió en la primera mujer en Chile y en el mundo en operar una pala electromecánica, uno de los equipos de mayor dimensión en las faenas mineras (1).

Solminihac aprovechó estas cifras para indicar que el desarrollo de la minería en Chile, en los niveles que se proyectan durante esta década (más de 100 mil millones de dólares en proyectos), requiere del aporte de la mujer. Afirmó que las mujeres “han probado que pueden desempeñarse igual o mejor que un hombre en todos los trabajos”, e invitó a que todas las industrias abran mayores espacios para ellas.

reportaje4

La realidad laboral de la mujer en Chile según cargos y tipo de trabajo

Según cifras oficiales y algunos estudios, de las mujeres que trabajan en el sector minero, el 88% cumple funciones administrativas; el 10% se desempeña en cargos como supervisoras y profesionales; el 1% en cargos gerenciales; y un 1% en operaciones. Esto habla de un crecimiento laboral femenino que aún no es equitativo ni proporcional en cuanto a jerarquías o cargos ejecutivos (2).

Uno de los más interesantes análisis respecto del avance de la presencia femenina en la minería chilena lo hizo la consultora internacional Emprenuova, durante su exposición presentada en el 11º Congreso Internacional de Prevención de Riesgos Laborales -ORP 2013.

La Mujer en cargos de dirección alrededor del mundo
El informe sobre la incorporación femenina en el mundo corporativo del centro de estudios Corporate Women Directors International revela que tan sólo un 3,4% de los directorios de empresas chilenas son presididas por mujeres.
Estados Unidos  Europa  Asia  América Latina
 15%  14%  7,1%  5,6%
El informe ubica a Colombia como la que más sobresale en la región con una participación de 9,9%, seguido por México y Brasil, con cifras que apenas superan el 5%.
Fuente: Emprenuova

En la instancia, celebrada entre el 3, 4 y 5 de abril en Santiago de Chile, un grupo conformado por tres especialistas de la empresa asesora presentó un taller denominado “Las mujeres en la minería, su salud laboral como factor de reflexión”, el cual analizó los principales aspectos que deben ser tenidos en cuenta a la hora de organizar medidas de seguridad desde la visión del género.

“La minería tradicionalmente ha sido una industria masculina, donde, entre otras cosas, se tenían ideas como que si la mujer entraba al mundo minero traía mala suerte”, señaló, a modo de introducción, Carmen Cesteros, directora de la consultora y especialista en temas de género. “Otro de los argumentos que se daban era que en situaciones de estrés, tensas o de miedo, la mujer no era capaz de saber cómo actuar. Eso es lo que se planteaba”, recordó la profesional.

En la ocasión, Cesteros –junto a sus colegas Margarita Artal (codirectora) y Emilia Rengel, (directora de RRHH en Grupo ANP) ofrecieron una serie de estadísticas relativas al avance laboral de la mujer en Latinoamérica y Chile, destacando los siguientes datos:

• El informe sobre la incorporación femenina en el mundo corporativo del centro de estudios Corporate Women Directors International revela que tan sólo un 3,4% de los directorios de empresas chilenas son presididos por mujeres.

• El informe ubica a Colombia como el país que más sobresale en la región con una participación de 9,9%, seguido por México y Brasil, con cifras que apenas superan el 5%.

• Latinoamérica no ha experimentado mayor crecimiento en esta área durante el último tiempo: la participación laboral femenina en la dirección de grandes compañías se incrementó solo en 4 décimas desde el 2005 a la fecha.

En cuanto a cifras relacionadas a la inserción laboral de la mujer en la minería chilena, podemos encontrar la documentación más reciente en la “Minuta Mujer y Minería, Julio 2013”, elaborada por el Departamento de Estudios y capacitación del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).

1)Encuesta Nacional de Empleo, en el trimestre de análisis marzo-mayo 2013:

• Del total de la fuerza laboral, el 40,3% corresponde a mujeres.

La mayor rama de actividad en que están ocupadas es el comercio, con cerca de un 24%.

• De las 3.126.013 mujeres ocupadas, sólo el 0,5% participa en el rubro explotación de minas canteras, a diferencia del 5,2% del total de hombres ocupados.

2) Estudio ”Demanda de mano de Obra Calificada Proyectos de Energía y Minería”, SERNAM –MultitaskBrokers Chile 2010”(3).

Esta investigación fue una iniciativa de la Dirección Regional Metropolitana del Servicio Nacional de la Mujer, y tuvo por objetivo, entre otros, diseñar un “Plan Piloto de Incorporación de Mano de Obra Femenina en los rubros de Minería y Energía”.

Algunos datos seleccionados de este estudio:

• Alrededor de un 72% de las inversiones en Chile corresponden a los sectores de minería y energía con cerca de US$ 100.000 millones.

• Para el periodo 2010 al 2014 se estima una demanda promedio para la etapa de construcción de 79.054 empleos anuales para cubrir los proyectos de minería y energía, y una demanda peak de 91.515 empleos anuales.

• Se destaca que durante el año 2009 se matricularon 73.054 estudiantes de educación superior, en carreras de las áreas Eléctrica y Electrónica, industrial, Mecánica, Minas, Obras Civiles, Ingeniería Plan Común, Química y Metalurgia. De estas matrículas, un 80% fueron hombres y un 20% mujeres.

reportaje5

Respecto a las causas del aumento de la inserción laboral de la mujer en la minería, las conclusiones de diversos investigadores y especialistas en recursos humanos apuntan como principales a las ventajas proporcionadas por los avances tecnológicos, la mayor preparación técnica y profesional, los cambios culturales y la constante necesidad de mano de obra por parte de la industria.

En este último punto, han resultado gravitantes las políticas de incentivo a la mujer impulsadas durante el último tiempo por el Estado y el sector privado, con el fin de proyectar a la minería como una opción de carrera y desarrollo.

Desde el área de la capacitación, por ejemplo, destaca Mujer Minera, un programa impulsado por los ministerios de Minería, del Trabajo y el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), y que ofrece cursos de operador de planta, mantenimiento mecánico y eléctrico de mantención.

reportaje6

Inaugurado en marzo de 2012, los recursos destinados por el gobierno para esta iniciativa ascienden a M$2.000.000, y se estima que beneficiará a unas 2.000 personas.

En febrero de 2013 se realizó la primera ceremonia de acreditación del programa Mujer Minera, en la cual 14 mujeres recibieron sus diplomas tras haber realizado el curso “Operación de Equipos para Planta Concentradora en Procesos Mineros”. Las jornadas de estudio se impartieron a lo largo de tres meses, sumando un total de 300 horas divididas entre clases teóricas y prácticas en terreno. El plan de trabajo incluyó, además, visitas a la pequeña minería de la región en localidades como Huara y Pampa Camarones.

Además de Mujer Minera, el Gobierno ha instalado otras iniciativas similares y complementarias, como la “Mesa Minera de Género”, “Riqueza de Mujer, agregando valor a la industria minera y eléctrica de Chile”, e incentivos a la capacitación de mujeres en áreas no tradicionales, entre otros. Clave en el funcionamiento de muchas de estas políticas ha sido la alianza con el sector privado, mediante convenios para promover la inserción laboral de personas capacitadas por los programas.

 reportaje2

El caso de Codelco y minera Geovita

En 1998, en Codelco existían sólo 5 mujeres en cargos ejecutivos y 121 profesionales. Quince años después, en 2013, hay 1657 mujeres contratadas en la empresa; de ese total, 27 son ejecutivas y 747 profesionales, lo que representa a un 8,5% de su personal. Durante 2012, el 20% de las nuevas contrataciones de Codelco fueron mujeres, y su División Gabriela Mistral es la que registra mayor número de mujeres en la industria (26%). (4)

La meta corporativa, según lo han expresado públicamente sus directivos, es que para fines de 2013 uno de cada cinco trabajadores contratados sea mujer. Para ello -según manifiestan en la empresa- aplican en todas sus operaciones medidas que
faciliten e incrementen la participación femenina en la minería, como programas de conciliación familia-trabajo, adecuación de sus instalaciones y/o capacitación laboral.

“Los estudios y nuestra propia experiencia demuestran que los equipos de trabajo mixtos contribuyen a una mayor productividad y a un mejor clima organizacional. Por lo tanto, estamos empeñados en que el 20% de las nuevas contrataciones sean mujeres”, afirmó Thomas Keller Presidente Ejecutivo de Codelco.

El pasado 4 de abril el Seminario “Mujer y Minería 2013”, celebrado en la ciudad de Coquimbo, Cuarta región, realizó un reconocimiento a la División Gabriela Mistral de la cuprífera “por su destacado interés en la inserción de la mujer en la minería”. Junto a la minera, el evento también distinguió a la local Teck Carmen de Andacollo, con un 16% de dotación femenina.

Según consigna el sitio web de Codelco, hasta enero de 2013 las mujeres en la División Gabriela Mistral representan el 18,3% de su dotación propia, llegando a un peak en 2012 de 26% del personal, cifra que incluye a aprendices y contrataciones a plazo fijo.

Esta División ha contado desde sus inicios con instalaciones y normativas internas que buscan incentivar la inserción femenina. “La empresa definió que cualquier merma económica derivada de una licencia pre o postnatal a la trabajadora, el costo era
asumido por la empresa; las inasistencias o licencias médicas derivadas por patologías derivadas del embarazo no aparecen en las estadísticas como ausentismo”, explica Ruth Carvacho, Directora de Comunicaciones Internas
de la División (5).

Desde el sector privado también han surgido iniciativas en este ámbito. En marzo de 2013, SalfaCorp y su empresa Geovita lanzaron su “Programa de Entrenamiento de Operadores”, consistente en una capacitación para 16 personas (6 de las
cuales son mujeres) como operadores multi-tasking: es decir, podrán operar toda la maquinaria que se requiere para el avance de un túnel; además, serán capaces de apoyar en las labores de minería tales como, carguío de frente, colocación
y lechado de pernos, etc. Se espera que las capacitaciones se orienten a los proyectos Adits, Esmeralda Producción, en la División El Teniente, en Mina Santos y Alcaparrosa en Copiapó.

La mayoría de las postulantes mujeres son trabajadoras de esfuerzo que nunca antes había trabajado en una mina. Es el caso de Yocelyn Andrade, madre de dos hijos oriunda de Puerto Montt, que llegó a Rancagua hace un par de años con la
esperanza de comenzar de nuevo, pues antes había dedicado su vida a la pesca. Al igual que sus demás compañeras, Yocelyn postuló al programa SENCE Mujer Minera, impulsado por el ministerio de Minería.

“Es primera vez en Chile que un grupo de mujeres operará equipos de tan avanzada tecnología, y algunas de ellas podrán ser parte de un equipo de trabajo con metodologías que de forma inédita se implementan en el país”, afirmó en dicha
oportunidad la jefa de Innovación de Geovita, Loreto Acevedo. “Pretendemos que de aquí a un par de años al menos el 30% de nuestra fuerza laboral sea femenina”, comentó, por su parte, el Gerente General de SalfaCorp, José Luis Alonso.

reportaje3

¿Cuál ha sido el efecto de la inserción laboral de la mujer en la minería?

Es evidente que la incorporación de la mujer al mundo del trabajo minero –y a diversas faenas antes reservadas exclusivamente para hombres- ha significado una serie de cambios culturales, conductuales y de procedimientos al
interior de los piques mineros. Y aunque su porcentaje de participación aún es pequeño y el proceso ha sido lento, la evaluación de este proceso ha sido positiva.

“¿Para qué deben entrar las mujeres en la minería? Pues, porque resulta que las empresas y compañías, con los datos que disponen, dicen que mejora su productividad debido a que mejora el clima laboral. Son datos de mineras como Gaby (actualmente Gabriela Mistral, 8va división de Codelco) o Esperanza (del grupo Antofagasta Minerals), que tienen un 20% y un 13% de mujeres dentro de sus minas”, explica Carmen Cesteros de Emprenuova. Asegura que también bajan las tasas de accidentabilidad.

“Es porque somos más cuidadosas, porque estamos más acostumbradas a tener en cuenta nuestro cuerpo y a saber cuidarlo, y cuidar el de los demás. El ausentismo laboral también baja”, asegura.

Para Paulina Salinas, doctora en Ciencias Sociales de la Universidad católica del Norte y miembro de un equipo encargado de una investigación que analiza la inserción de la mujer en la industria minera, coincide en el cambio positivo que genera la integración de la mujer. Postula, por ejemplo, que a nivel interpersonal la agresividad disminuye. “Hay que considerar que la faena minera por turno implica que los trabajadores están en un continuo de 24 horas, cuyas jornadas habitualmente son de doce horas, para aquellos que hacen un turno de 4x3, 4x4 o 7x,7; por ello, se producen tensiones, están alejados de sus familias y el entorno es muy hostil, con temperaturas extremas, altura, etc. Por lo tanto, la presencia femenina, genera un cambio en la dinámica de interacción, los trabajadores se preocupan de su apariencia personal, son más cuidados con el lenguaje”, explica Salinas.

“Respecto a la infraestructura, las mujeres son más cuidadosas en el uso de los camiones por ejemplo, son ordenadas, y eso va impactando favorablemente en el ambiente y en la calidad de vida laboral de los trabajadores y trabajadoras”, sostiene la investigadora.

Este aspecto es corroborado por las propias operarias en terreno. Carolina Ramos trabaja para la División Gabriela Mistral de Codelco, y es una de las tres mujeres en Chile en operar una pala electromecánica. “No sé si (somos) más cuidadosas, pero sí mas detallistas. Por lo mismo, creo que nos fijamos más en todo, ya sea en el terreno, en las imperfecciones. Siempre nos gusta que todo nos quede perfecto”, puntualiza.

¿Cuánto falta aún por avanzar? Para Paulina Salinas, el aumento en el número de trabajadoras ha sido un paso fundamental para disminuir la “brecha de género” que impide negociar particularidades y aspectos propios de la mujer. “Si en una unidad hay una dotación de cuarenta hombres y tres mujeres, la presencia de ellas es absolutamente marginal, y prácticamente son neutralizadas. Algunas trabajadoras afirman, incluso ‘ojala no se note que soy mujer”, señala tajante. “Por ejemplo, los yacimientos en Australia que lograron un aumento entre un 20 y un 30% de mujeres en su dotación alcanzaron mejores condiciones, porque la presencia femenina tiene relevancia en esa industria”.

Consultada sobre los programas de incentivo surgidos desde el Gobierno y las alianzas con la iniciativa privada, la profesional, si bien valora las medidas, reconoce que “el proceso siempre será difícil”, pues implica “transformar aspectos culturales muy arraigados”. Por ello, ofrece algunas sugerencias, como ampliar las medidas de fomento a la participación femenina a otras instancias, como los centros de formación y universidades que imparten carreras para la minería o los medios de comunicación (“que refuerzan estereotipos”). “Se requiere un esfuerzo mancomunado”, asegura Salinas. “Además, desde las mismas compañías y el Gobierno no se impulsa un ejercicio de la paternidad más activa y responsable, de tal manera que la complementariedad de roles entreel trabajo y la familia sea un tema que interpela a hombres y mujeres y no sólo a ellas”, agrega.

Número de trabajadores en minería según sexo 2008 2012 (empresas mandantes y contrartistas)
Año Hombres Mujeres %Mujeres
2008 155.233 9.409 5,7
2009 163.687 10.438 6
2010 179.283 11.760 6,2
2011 184.639 12557 6,4
2012 219.566 17205 7,3
Fuente: SERNAGEOMIN, 2012

Ante esta realidad, la especialista reflexiona sobre los cambios familiares y de roles que ha experimentado la sociedad chilena durante los últimos años y cómo ello afecta a las mujeres que trabajan en la minería. “Hay una relación muy estrecha en el cambio demográfico del país, pues las mujeres no tienen más ganas de asumir la maternidad en forma tan absorbente como ha sido hasta ahora, y eso pasa porque los hombres asuman un rol más activo en el cuidado de los hijos”, señala. “Cuando hay una mujer en faena, se debería facilitar y promover que las parejas desempeñen los roles de cuidado en la familia, como en el caso de los hombres. Así habría un verdadero avance”.

Finalmente, la investigadora de la Universidad Católica del Norte concluye con algunos ejes que podrían consolidar el aumento de la inserción laboral femenina en la industria minera en los próximos años: incorporar un enfoque integral; que se adapten y generen “estrategias de retención”; y terminar con el “desconocimiento a nivel central” respecto a las regiones mineras. “Hay una deuda enorme, y me refiero en calidad de vida, infraestructura pública y servicios en general. Tenemos diferencias generacionales, hoy el trabajador joven prioriza la calidad de vida, no está dispuesto -incluso por un mejor sueldo- a hacer los sacrificios que hizo el trabajador antiguo, que le entregó su salud y la de su familia al rubro. Eso ya no es así”, concluye.

 

1)- Datos extraídos del comunicado “Mujeres duplican participación en industria minera”, Gobierno.cl, 08 de marzo de 2013, en www.gob.cl/informa/2013/03/08/mujeres-duplican-partcipacion-en-industria-minera.htm

2)“Minuta Mujer y Minería, Julio 2013”, elaborada por el Departamento de Estudios y capacitación del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam).

3)- Multi Task Brokers Chile (MTBrokers) es una empresa nacional que facilita el proceso de relacionamiento consultivo para dar respuesta a las necesidades de competencias y soluciones con productos y servicios calificados disponibles en la industria.

4) Datos extraídos de las siguientes fuentes: Departamento de Comunicaciones de la empresa, (actualizadas al 30 de junio de 2013); y comunicados de prensa “Mujeres duplican participación en industria minera”, Gobierno.cl, 08 de marzo de 2013, www.gob.cl/informa/2013/03/08/mujeres-duplican-partcipacion-en-industriaminera.htm; y “Fuerte aumento de las mujeres entre trabajadores, profesionales y ejecutivos de Codelco”, Jueves 7 de marzo de 2013, www.codelco.com/fuerteaumento-de-las-mujeres-entre-trabajadores-profesionales-y-ejecutivos-de-codelco/prontus_codelco/2013-03-07/170615.html

5) “Fuerte aumento de las mujeres entre trabajadores, profesionales y ejecutivos de Codelco”, Jueves 7 de marzo de 2013, en www.codelco.com/fuerte-aumentode-las-mujeres-entre-trabajadores-profesionales-y-ejecutivos-de-codelco/prontus_codelco/2013-03-07/170615.html