Viernes, 27 Noviembre 2015 14:11

Nueva circular de la Superintendencia de Seguridad Social N°2898: en camino a la erradicación del trabajo infantil

Written by 
Rate this item
(0 votes)
Tras suscribir el Convenio N° 182 de la OIT, nuestro país adquirió el compromiso de erradicar las peores formas de trabajo para menores de 18 años en 2015 y en su totalidad en 2020. La presente circular entrega información respecto a la normativa, imparte instrucciones a los organismos administradores de la ley n°16744”, y establece qué trabajos son considerados peligrosos para los menores.
Erick Ramírez Guerra
Experto en Prevención de Riesgos

Este convenio se centra explícitamente en la necesidad de adoptar medidas inmediatas para eliminar prácticas tales como: la esclavitud; la trata infantil; la utilización de niños en los conflictos armados; la utilización de niños en la prostitución; el
narcotráfico y el trabajo peligroso. A este convenio se han adherido a la fecha 169 países, dentro de ellos Chile.

Pero ¿qué es un Convenio de la OIT?

Los Convenios son acuerdos internacionales, que exigen a los Estados que los ratifican incorporarlos en su propia legislación y velar porque esas leyes se apliquen y se cumplan (www.ilo.org).

De acuerdo con este Convenio, nuestro país adquirió el compromiso de eliminar progresivamente el trabajo infantil, a fin de erradicar sus peores formas en el 2015 y en su totalidad en el 2020.

En cuanto a estadística relacionada, la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO) informó a través del Sistema Nacional de Información de Seguridad y Salud en el Trabajo, que sólo durante los primeros 5 meses del año recién pasado, el número de accidentes del trabajo sufridos por menores de 18 años, alcanzó los 899 infortunios.

Con el propósito de colaborar en alcanzar definitivamente la meta de erradicación y en relación con las cifras de accidentabilidad que se registran para trabajadores menores de 18 años, la Superintendencia de Seguridad Social emitió la Circular “N°2898: ACCIDENTES DEL TRABAJO DE MENORES DE 18 AÑOS. IMPARTE INSTRUCCIONES A LOS ORGANISMOS ADMINISTRADORES DE LA LEY N°16744”.

La mencionada circular, instruye a las Mutualidades (ACHS, Mutual C. Ch. C.,IST e ISL) informar a La SUSESO cada vez que tomen conocimiento de la ocurrencia de un accidente que afecte a un menor de 18 años de edad cuando éste sea producto de la realización de su trabajo, independientemente de la consecuencia del accidente (sea este con o sin días perdidos).

Dicha notificación se deberá efectuar con copia a la Dirección del Trabajo, con el fin de que esa institución tome conocimiento de estos eventos y, acorde a los antecedentes disponibles, adopte las acciones que considere necesarias, entre las cuales está el investigar si la contratación del menor cumple con las disposiciones legales vigentes.

¿Que dice la normativa sobre la contratación de menores de edad?

La legislación laboral autoriza excepcionalmente a los menores de 18 y mayores de 15 años a celebrar contratos de trabajo sólo para realizar trabajos ligeros que no perjudiquen su salud y desarrollo, siempre que cuenten con autorización expresa del padre o madre; a falta de ellos, del abuelo o abuela paterno o materno; o a falta de éstos, de los guardadores, personas o instituciones que hayan tomado a su cargo al menor; o a falta de todos los anteriores, del inspector del trabajo respectivo.

El empleador o empleadora que contrate a una persona mayor de 15 y menor de 18 años, deberá informar los riesgos laborales e incluir la capacitación necesaria y adecuada para su edad. También deberá llevar un control estricto del cumplimiento del trabajo seguro realizado por él o la adolescente.

Antes de la incorporación del menor de edad y cada vez que cambien sus condiciones laborales, el empleador o empleadora deberá evaluar su puesto de trabajo para determinar los riesgos a los que estará expuesto y tomar las medidas correctivas y de prevención.

A objeto de verificar el cumplimiento de las obligaciones escolares del adolescente, previo a su contratación, el empleador deberá requerir a éste el correspondiente certificado de matrícula o de alumno regular, o la licencia de egreso de la enseñanza media. Dicho certificado debe indicar la jornada escolar, con el fin de que se pueda compatibilizar ésta con la jornada laboral que se pacte.

Toda contratación de un menor de edad deberá registrarse ante la Inspección del Trabajo, dentro del plazo de 15 días contados desde la incorporación del menor. Asimismo, al término de la relación laboral, la empresa tiene la obligación de informar tal circunstancia a la Inspección del Trabajo, dentro del plazo de 15 días contados desde la fecha de cesación de servicios. 

Los trabajadores menores de edad no deben desarrollar su trabajo en las actividades consideradas como peligrosas.

especialista9

¿Cuáles son los trabajos considerados como peligrosos?

En el caso de la contratación de menores de edad, se define como trabajo peligroso a toda actividad o forma de trabajo en que las exigencias propias de las labores puedan interferir o comprometer el normal desarrollo físico, psicológico o moral de los menores. También son peligrosos aquellos trabajos en donde existan factores de riesgo que puedan provocar daño a la integridad física y mental de los menores, considerando su mayor vulnerabilidad, falta de formación, capacitación y/o experiencia.

Además, se considerarán trabajos peligrosos los siguientes:

  • Trabajo peligroso por su naturaleza: Toda actividad o forma de trabajo que, por alguna característica intrínseca, representa un riesgo para la salud y desarrollo de los menores que la realizan.
  • Trabajos en establecimientos de venta de armas.
  • Trabajos en la fabricación, almacenamiento, distribución y venta de explosivos y de materiales que los contengan.
  • Trabajos en faenas forestales: Se incluyen las actividades que se desarrollan en aserraderos, durante la tala de bosques, entre otros.
  • Trabajos que se realicen en alta mar: Se incluyen todas las actividades desarrolladas para la pesca industrial, semi-industrial y artesanal, entre otras.
  • Trabajos que se desarrollen en terrenos en que, por su conformación o topografía, puedan presentar riesgo de derrumbes o deslizamiento de materiales.
  • Trabajos que se desarrollen en alturas superiores a 2 metros del nivel de piso: Se incluyen las actividades que se realizan en la construcción de edificios en altura, sobre andamios o techumbres, entre otras.
  • Trabajos que requieran, para su realización, el desplazamiento a una altura geográfica sobre 2.000 metros del nivel del mar.
  • Trabajos subterráneos: Se incluyen actividades tales como labores mineras subterráneas, construcción de túneles, ejecución de excavaciones, instalación o limpieza de cámaras o cañerías de distribución de agua, energía eléctrica, teléfono, gas y eliminación de desechos, entre otros.
  • Trabajos en faenas mineras.
  • Trabajos que se desarrollen debajo del agua: Se incluyen las actividades de buceo profesional o artesanal, entre otras.
  • Trabajos en condiciones extremas de temperatura: Se incluyen trabajos en cámaras de congelación o frigoríficas, en fundiciones, entre otros.
  • Trabajos en que se deba manipular o trabajar con sustancias peligrosas, o que impliquen la exposición del menor a éstas. Para este efecto, se considerarán sustancias peligrosas aquellas que por su naturaleza, produzcan o puedan producir daños momentáneos o permanentes a la salud humana, incluidos los agentes de riesgo que figuran en el listado que establece la Norma Oficial NCh 382 Of 2004 y sus modificaciones, así como cualquier otra que la autoridad competente determine como tal.
  • Trabajos que conlleven riesgo ergonómico: Se incluyen actividades que impliquen movimientos repetitivos, con apremio de tiempo, en posturas inadecuadas o que impliquen manejo o manipulación manual de carga que contravenga lo establecido en la legislación vigente.
  • Trabajos que impliquen la manipulación, aplicación o almacenamiento de agroquímicos: Se incluyen las actividades desarrolladas en cámaras de fumigación, durante la aplicación o el período de carencia.
  • Trabajos que impliquen el manejo o la utilización de material cortopunzante de uso clínico; la atención de animales o personas enfermas y en general, cualquier otra actividad que pueda exponer a los menores a riesgos biológicos tales como virus, bacterias, hongos o parásitos.
  • Trabajos que se realicen con maquinarias, equipos o herramientas que requieren de capacitación y experiencia para su manejo seguro, y cuya operación inadecuada -o por personas inexpertas- puede provocar incapacidades permanentes o muerte, tales como guillotinas, esmeriles, laminadores, calderas, autoclaves, prensas, sierras circulares, pistolas neumáticas, amasadoras, equipos de oxicorte, hornos, entre otros.
  • Trabajos en establecimientos, o en áreas determinadas por éstos, que sean de consumo y/o de venta exclusiva de alcohol. Se incluye la atención de clientes en bares, cantinas y otros lugares análogos.
  • Trabajos en establecimientos, o en áreas determinadas por éstos, en los que se permita el consumo de tabaco.
  • Trabajos que atenten contra el normal desarrollo psicológico y moral del menor, ya sea por el lugar en que se realizan o por las labores que se deben cumplir, o en los que no se permite el acceso de menores. Se incluyen aquellos que se realizan en cabarets, cafés espectáculo, salas de cines y establecimientos donde se exhiba material con contenido altamente violento, erótico y/o sexual explícito, espectáculos para adultos, casas de masaje, entre otros.
  • Trabajos que se desarrollen a bordo de vehículos de transporte de pasajeros o de carga.
  • Trabajos que impliquen el tránsito periódico a través de las fronteras nacionales.
  • Trabajos que impliquen traslado de dinero y de otros bienes de valor.
  • Trabajos donde la seguridad de otras personas y/o bienes sean de responsabilidad del menor. Se incluye el cuidado de menores, de enfermos; actividades de vigilancia, guardias, entre otros.
  • Trabajo peligroso por sus condiciones: Toda actividad o forma de trabajo en la cual, por el contexto ambiental y/u organizacional en que se realiza, pueda provocar perjuicios para la salud y el desarrollo de los menores.
  • Trabajos que se desarrollen a la intemperie sin la debida protección.
  • Trabajos en condiciones de aislamiento.
  • Trabajos que impliquen poner en riesgo la salud mental del menor, tales como tareas repetitivas con apremio de tiempo, de alta exigencia, entre otras.
  • Trabajos en donde no existan las condiciones sanitarias básicas adecuadas, o las medidas de higiene y seguridad necesarias para efectuar la actividad de forma que no se afecte la salud del menor.