Jueves, 03 Diciembre 2015 17:52

“Las empresas aún están en pañales en cuanto a gestión sustentable”

Written by
Rate this item
(0 votes)

Conversamos con el gerente general de esta destacada consultora acerca de temas contingentes en el área ambiental, como el actual nivel de las empresas chilenas en cuanto a gestión sustentable; el impacto que el aumento de la fiscalización y la ley de cierre de faenas podría tener en la minería, y las tendencias que se vienen en sustentabilidad.

Nacida en 1999, Megambiente es una empresa dedicada a la gestión, ingeniería y soluciones ambientales. Como consultora, ofrece diversos servicios, los que se pueden dividir en muestreo, gestión y reducción de emisiones en aire, agua, tierra, residuos y trabajo de prevención; servicios industriales; obras civiles y distribución en Chile de productos sustentables, más productos de seguridad industrial.

En base a esta experiencia, conversamos con Jorge Valdés, gerente general de la empresa, sobre diversos temas de contingencia ambiental.

Valdés estudió ingeniería en gestión pesquera en la Universidad de Concepción y posteriormente realizó un post título en “Gestión Ambiental” en la Universidad de Santiago. Fue en dicha casa de estudios donde, junto a otros compañeros de
clases, decidió fundar la consultora.

-¿Cuál es el objetivo y la misión que tiene su consultora, hacia dónde se perfilan?

-Megambiente nace como una empresa que otorga soluciones de gestión, ingeniera y soluciones ambientales. Estamos abocados a ayudar a la industria en su cumplimiento normativo, en la forma menos traumática posible en términos del mismo proceso y costo económico. Nacimos en un periodo donde prácticamente estábamos en pañales con la institucionalidad ambiental; los problemas estaban derivados por cada región y servicio de salud y no estaba claro cuáles eran los procedimientos y criterios específicos para encontrar soluciones a la problemática, pudiendo resolver de una misma forma un tema en distintas regiones.

Nosotros nos orientamos básicamente en la industria y hemos focalizado nuestro accionar en la Región Metropolitana, especializándonos en las industrias manufactureras, que ocupan materia prima, que se dedican a la venta regional y a la exportación de los bienes que ellos están fabricando. Paralelo a esto, y casi sin querer, hemos ido trabajando también en la parte civil en el tema ambiental. En definitiva, nosotros proponíamos soluciones para el tratamiento de emisiones atmosféricas o descargas de afluentes: en una primera etapa, desarrollamos el proyecto para que un tercero lo implementara o lo construyera, pero en una segunda instancia, nosotros empezamos a tomar y a construir a modo de consultoría. Y ahora estamos entre la asesoría ambiental y la obra para ingeniería y sociedad.

-¿Y cuál considera que es el fuerte de ustedes como consultora?

-Si bien nuestras áreas han sido estacionales -en el sentido que en determinado periodos hemos tenido mayor demanda de mejoras en cuanto a gestión- nosotros siempre hemos estado enfocados al tema de residuos; ha sido donde, sin querer, nos hemos especializado un poco más. Hoy día movemos grandes volúmenes de residuos desde los generadores hasta los lugares de disposición final, hacemos limpiezas ecológicas en cada uno de estos puntos y tratamos, en la mayor de las veces posibles, de poder incorporarnos un poco dentro del proceso del cliente para reducir la cantidad de residuo. Y en segundo término, que esos residuos sean lo menos peligrosos posibles a la hora de poder manejarlos.

actualidad8

-¿En qué nivel están las empresas en Chile en materia de gestión ambiental en comparación con los estándares internacionales?

-A pesar de que llevamos un tiempo relativamente considerable de la implementación de la institucionalidad ambiental en Chile, yo creo que aún las empresas están en pañales en cuanto a gestión sustentable, en relación a sus propias operaciones, según la experiencia que nosotros tenemos y a lo que vemos todos los días. Las empresas son más reactivas que proactivas en este tema, es decir, hoy en día se ven sujetas a las disposiciones legales que tienen que cumplir y básicamente están apuntando a eso. Yo creo que aún es muy poca la cantidad de empresas chilenas que están actuando. proactivamente, y generalmente las que lo hacen tienen un fuerte ascendente extranjero.

-¿En qué sectores industriales estamos más atrasados?

-Chile es signatario de varios convenios que tienen por intención proteger y salvaguardar las condiciones ambientales; sin embargo, la gestión propia de la empresa no está apuntando a cumplir estrictamente con esos estándares. Hoy en día, estamos preocupados de mantener el buen nivel económico que tenemos, pero las consideraciones ambientales no se están tomando a cabalidad desde un punto de vista proactivo, sino básicamente desde un criterio reactivo a la fiscalización que haga la autoridad pertinente al respecto.

-¿Falta más fiscalización?

-Yo creo que falta cultura. Los procesos de fiscalización son necesarios y al tener una intensidad de fiscalización suficiente, la industria en general tiende a cumplir con los estándares que la propia legislación chilena a establecido. Esto es absolutamente necesario. Ahora, lo que necesitamos es un fiscalizador por empresa, ya que los procesos de post-fiscalización son bastante largos. Las empresas están tranquilas mientras no son fiscalizadas.

-¿De qué forma la mayor fiscalización podría impactar a la minería?

-Yo creo que para poder minimizar impactos que actualmente, desde el punto de vista económico, pueden perjudicar mucho a los pequeños y medianos actores de la actividad minera, es fundamental que en toda regulación ambiental se pueda conservar el concepto de la gradualidad respecto a la aplicación normativa y de la ley; esto puede hacer que las consecuencias sean menos traumáticas (…) en el sentido de que para la empresachica es mucho más complicado hacer un cierre (de faenas) que para una empresa grande y los costos involucrados al principio del proyecto no estaban considerados en los costos de cierre.

-¿Cuáles son las tendencias que se vienen en materia de gestión ambiental?

-Hoy en día ya se asumió que el tema ambiental es mucho más allá que una moda “new age” y la típica frase “queremos dejar una tierra para nuestros nietos y que puedan gozar de las mismas condiciones que tenemos hoy día”. Actualmente, el nivel cultural con el que se trata el tema desde los primeros cursos -y los niños tienen claro la importancia de eso- va generando un cambio que va más allá de los temas impositivos, es decir, de la postura “estoy cumpliendo con una normativa legal, sólo para evitarme un sumario sanitario o situaciones legales desagradables”; hoy, lo que se busca es ser sustentables a través del tiempo. El tema que se nos viene, es como manejamos las emisiones de carbono y de qué forma lo podemos asociar con la eficiencia energética. El gobierno tiene que hacer una definición rápida y urgente de cuál es la matriz energética que queremos tener y de qué forma esa matriz energética nos va a ayudar a hacer un uso racional de los recursos, especialmente del agua y de forma muy especial también el uso de combustibles fósiles para la generación de energía, donde el costo en términos de contaminación es demasiado alto.

-¿Tiene alguna preferencia en esto?

-El cómo definir la matriz energética yo creo que es un tema de Estado, en el sentido que se tienen que constituir varios entes responsables para poder definir esta matriz; es decir; un ente político, económico y ambientalista. Y por lo tanto, esa determinación tiene que ir en directa relación de cuánto nosotros queremos cumplir con los protocolos que hemos firmado. Si pudiéramos congeniar eso… Nosotros tenemos zonas geográficas súper definidas en Chile donde nos otorgan distintas alternativas de generación de energía no convencionales de acuerdo al territorio. En el norte tenemos una cantidad de sol envidiable para energía solar, en el centro tenemos una capacidad de viento y generación eólica bastante interesante, al igual que en el sur. Temas como la energía geotérmica todavía no se ha explorado de forma adecuada; las centrales de paso están siendo una alternativa para la generación y de acuerdo a eso debiéramos orientarnos.

-Ustedes además se dedican a distribuir en Chile productos sustentables como, por ejemplo, detergentes industriales biodegradables y catalizadores economizadores de combustible. Cuéntenos sobre eso.

-Básicamente estamos permanentemente buscando opciones de representación de productos internacionales que tienen comprobada trayectoria en la solución de problemas ambientales. Buscamos soluciones que pueden ser tecnológicas o de gestión que se hayan aplicado en otros lugares con éxito y que además cuenten con certificaciones en los lugares de origen, y que esas soluciones sean aplicables desde el punto de vista técnico y económico en Chile.

En este sentido, nuestra línea de presentación va desde sensores y dispositivos de control en el área de emisión atmosférica, hasta productos que nos sirven para hacer tratamientos de tierras contaminadas con hidrocarburos en lapsos de tiempos bastante cortos. Esto último evita un descarte de los materiales contaminados y, por lo tanto, muchas veces se puede recuperar el valor agrícola de las tierras contaminadas sin moverlas de su lugar. Por ejemplo, hace poco tuvimos una experiencia exitosa en el sur con una petrolera que tuvo un derrame en una estación de servicio bastante considerable de petróleo: nosotros hicimos el tratamiento de cerca de 50 toneladas de tierra que no necesitamos remover.

La bio-remediación tiene las características propias del terreno, logra mediante la aplicación de productos que nosotros tenemos, que la flora bacteriana -a veces podemos agregar bacterias al sustrato- logre degradar en tiempo mucho más rápido los hidrocarburos y evitar la generación de organismos volátiles.

 

“Tenemos pocos abogados preparados en el tema ambiental”

-La nueva institucionalidad ambiental ha tenido algunas trabas en su instalación. Por ejemplo, los tribunales ambientales de Valdivia y Antofagasta retrasaron su puesta en marcha, que debió comenzar en junio de 2013 ¿Cuál es su visión sobre este proceso?

-Han tenido trabas, pero por parte de la propia gestión interna y de una buena departamentalización, porque tienen problemas de acceso de profesionales idóneos, y ése es el tema hoy en Chile. Tenemos muy pocos abogados preparados y los que tienen la preparación suficiente y necesaria están a costos altísimos y tienen los 365 días del año ocupados. Entonces,desde el punto de vista nuestro, el problema que han tenido es básicamente lograr compatibilizar los aspectos legales con los ambientales. No va a la rapidez que se quisiera.

actualidad9

-¿Cómo cree que se dará la dinámica de trabajo entre la Superintendencia y los tribunales ambientales?

-Yo personalmente no lo veo tan claro todavía, porque no tenemos aún experiencia respecto a cómo se derivaría un problema en la Superintendencia hasta los tribunales, o cual sería el nivel de injerencia que podrían tener las denuncias presentadas en tribunales versus las presentadas en la Superintendencia. Incluso, hay temas de salud que aun no se sabe quién los va a atender.