Jueves, 26 Noviembre 2015 18:48

Superintendencia del Medioambiente y Sernageomin: una poderosa alianza fiscalizadora

Written by
Rate this item
(0 votes)

Para cubrir adecuadamente sus funciones en materia de gestión ambiental, hoy el Servicio Nacional de Geología y Minería de la II Región de Antofagasta cuenta con más recursos, un equipo interdisciplinario de profesionales y una agenda de inspecciones repartidas a lo largo de toda su jurisdicción.

Humberto Burgos Romero
Director Regional SERNAGEOMIN, Región de Antofagasta

¿De qué hablamos cuando mencionamos una nueva institucionalidad ambiental para Chile? Hablamos, entre otras cosas, de la existencia de una Superintendencia de Medio Ambiente, que fue creada por la Ley 20.417 (publicada en el Diario Oficial el 26 de enero de 2010), pero que sólo a partir de la puesta en marcha de los tribunales ambientales (en diciembre de 2012) comenzó a funcionar con todas sus competencias, convirtiéndose en un actor de relevancia junto con el Ministerio del Medio Ambiente y el Servicio de Evaluación Ambiental.

Creemos que esta nueva orgánica responde a lo que se necesita hoy en día para poner el tema del medioambiente en el nivel de relevancia que corresponde dentro de las estrategias de desarrollo sustentable del país. Lo que antes conformó la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Ley 19.300 de Bases Generales del Medio Ambiente de 1994), hoy pasó a tener una estructura que otorga rango ministerial a la institucionalidad encargada de la materia.

En este contexto, SERNAGEOMIN efectúa su contribución en materias propias de su competencia. El nuevo marco legal permite que la Superintendencia de Medioambiente pueda ejercer su función fiscalizadora de tres maneras distintas: en forma directa, con sus propios funcionarios; terceros autorizados (acreditados y contratados por el titular del proyecto); o encomendada a los organismos sectoriales competentes, a través de programas y subprogramas.

Es en esta última modalidad, donde nuestro Servicio está llamado a realizar su aporte, a partir de los programas y sub-programas generados por la Superintendencia. En particular, la Dirección Regional de Antofagasta tiene asignadas 7 fiscalizaciones para este año, sin perjuicio de todas aquellas visitas que surjan a partir de denuncias o casos de emergencias ambientales que pueden no estar contempladas en la programación inicial.

Para cubrir adecuadamente estas funciones, y otras como los Estudios de Impacto Ambiental, Declaraciones de Impacto Ambiental, Revisión de Planes de Cierre simplificados y generales, la Dirección Regional ha formado un equipo interdisciplinario compuesto por tres profesionales, lo que triplica los recursos dispuestos para estos fines. Hasta el año 2012, sólo un funcionario se dedicaba a esta labor.

Con todo lo anterior, el nivel de avance a junio 2013 -en el caso de las fiscalizaciones medioambientalescorresponde a 42 % de lo programado. Las inspecciones se han repartido a lo largo de toda la región, involucrando a las empresas mineras como
parte fiscalizada por este Servicio, en las que hemos encontrado gran aplicabilidad e interés en el tema ambiental.

Paralelamente a esta labor de fiscalización propiamente tal, nuestro Servicio consideró apropiado realizar una serie de actividades de difusión de todo este nuevo contexto organizacional, que incluyeron la entrega de información relativa a la Ley de Cierre de Faenas Mineras que recientemente ha entrado en vigencia para la industria minera.

Es así como durante los meses de julio y agosto se realizaron, en conjunto con la Subsecretaría de Minería y de Medio Ambiente, una serie de jornadas de difusión de la nueva ley de Medio Ambiente, Procesos de Fiscalización y Sancionatorios, dentro
de las cuales SERNAGEOMIN tuvo una activa participación explicando su rol como fiscalizador en
todo el proceso.

Este ciclo de exposiciones abarcó las ciudades deCopiapó, La Serena, Santiago, Iquique y Arica, y su principal objetivo fue socializar los alcances de esta nueva institucionalidad, recoger inquietudes de los diferentes actores involucrados y clarificar las inquietudes que normalmente surgen en estos procesos de cambios.

¿Qué son los Tribunales Ambientales?

• Son órganos jurisdiccionales especiales de Chile, dedicados a resolver controversias relacionadas con el medio ambiente. Fueron creados por la Ley Nº 20.600 del 28 de junio de 2012, y forman parte del Poder Judicial de Chile, ya que están bajo la superintendencia directiva, correccional y económica de la Corte Suprema.

• La institucionalidad contempla tres tribunales ambientales, con asiento en las comunas de Antofagasta, Santiago y Valdivia; el segundo entró en funcionamiento el 28 de diciembre de 2012, mientras que los otros debían hacerlo el 28 de junio de 2013.

• En el caso específico de los tribunales de Antofagasta, el Seremi del Medio Ambiente, Hugo Thenoux, explicó que aún no se instalan porque los postulantes a jueces no eran los adecuados para desempeñar la función. “Pero el tribunal igual funciona, se reciben causas en la Corte de Apelaciones y se mandan a Santiago”, declaró la autoridad al Mercurio de Antofagasta durante el Seminario de Insitucionalidad Ambiental y Cierre de Faenas organizado por la UCN, realizado el 23 de julio de 2013.

 

Ley Nº 20.551 sobre Cierre de Faenas Mineras

• Fue promulgada el 28 de Octubre de 2011 y entró vigencia desde el 11 de noviembre de 2012, tras la aprobación del reglamento.

• El plan de cierre busca prevenir los riesgos producidos por el cese de las operaciones mineras, controlando los eventuales pasivos ambientales que éste puede generar en el Medio Ambiente.

• En su artículo 2 destaca el propósito del plan de cierre de faenas e instalaciones mineras, estableciendo que “El objeto del plan de cierre de faenas mineras es la integración y ejecución del conjunto de medidas y acciones destinadas a mitigar los efectos que se derivan del desarrollo de la industria extractiva minera, en los lugares en que ésta se realice, de forma de asegurar la estabilidad física y química de los mismos, en conformidad a la normativa ambiental aplicable. La ejecución de las medidas y acciones de la manera antes señalada deberá otorgar el debido resguardo a la vida, salud, seguridad de las personas y medio ambiente, de acuerdo a la ley”.